Retrasan la audiencia en los tribunales de José Rubén Zamora, presidente de ‘El Periódico’ de Guatemala

Retrasan la audiencia en los tribunales de José Rubén Zamora, presidente de ‘El Periódico’ de Guatemala

Centroamérica La Fiscalía de Guatemala allana la sede de ‘El Periódico’ y detiene a su presidente, premio Rey de España, acusado de lavado de dinero

El presidente y fundador de ‘El Periódico’, José Rubén Zamora, continuará en la cárcel militar de Mariscal Zavala, al menos, hasta el próximo lunes, cuando se ha reprogramado la Audiencia de Primera Declaración, que ya ha sido suspendida en dos ocasiones. Tras su detención el pasado 29 de julio en su propia vivienda, un juez de turno decretó al día siguiente su ingreso en prisión acusado por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) de los delitos de lavado de dinero u otros activos, chantaje, tráfico de influencias y proposición y conspiración para el lavado de dinero u otros activos. Hasta este miércoles, el caso estaba bajo reserva, si bien el juez séptimo penal decidió levantar la reserva y permitir la entrada a la prensa a la sala de audiencias en la que, además de Zamora, también estaba en el banquillo de los acusados la auxiliar fiscal de la FECI Samari Gómez por su posible participación en el delito de revelación de información confidencial o reservada.

Ambos debían comparecer el pasado lunes, si bien la Audiencia se suspendió debido a que el Juzgado de Turno no trasladó el expediente al Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, por lo que ambos acusados fueron conducidos de nuevo a la cárcel. Ese mismo día, las cuentas bancarias de El Periódico fueron embargadas a solicitud de la FECI, tal como informó el propio diario en sus redes sociales: «La única intención es paralizar las finanzas, evitando poder cumplir con sus obligaciones laborales como contractuales».

No fue hasta este miércoles cuando se desveló el motivo de la investigación liderada por el jefe de la FECI, Rafael Curruchiche, quien fue sancionado este mes por EEUU al incluirlo en la Lista Engel bajo acusaciones de «obstruir investigaciones de actos de corrupción», por lo que tiene prohibida la entrada en ese país. Durante la Audiencia de Primera Declaración, la fiscal a cargo del caso, Cinthia Monterroso, acusó a Zamora de estar implicado en el denominado ‘Caso Arca’ al recibir 200.000 quetzales (25.000 euros), según una denuncia interpuesta por el ex gerente del Banco de los Trabajadores Ronald García Navarijo, quien está implicado en varios casos de corrupción que apuntan a que cuatro candidatos a la Presidencia de Guatemala recibieron fondos desviados del citado banco para financiar campañas electorales.

Así, la fiscal señaló que cuenta con un audio en el que se advierte de la posible comisión de varios delitos y que se refiere a una reunión de Zamora en su residencia junto a sus abogados de confianza, Mario Castañeda y Romeo Montoya y el propio Navarijo. Según la investigación, en este encuentro, los abogados de Zamora pidieron a Navarijo que les proporcionara documentos para fabricar una coartada para apoyar al presidente de El Periódico, quien había recibido 200.000 quetzales, en teoría, en concepto de publicidad, si bien el denunciante asegura que se trató de un «mecanismo de chantaje».

Así, la fiscal indicó que puede haber un conflicto de intereses con los abogados que defienden a Zamora, dado que también podrían estar implicados en este caso. Por este motivo, el juez concedió un receso en el que el fundador del rotativo decidió prescindir de su defensa, razón por la cual, la Audiencia fue de nuevo suspendida hasta el próximo lunes. A la salida, José Rubén Zamora reconoció que «efectivamente, a mí me prestaron 200.000 quetzales para El Periódico» porque «siempre hemos vivido en la precariedad financiera», si bien denunció que todo se trata de un «montaje diseñado y ejecutado con eficacia desde el Presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, y la fiscal general, Consuelo Porras, y otras personas». Precisamente, Porras también fue incluida en 2021 en la Lista Engel de EEUU de actores corruptos y no democráticos, pese a lo cual en mayo de este año el Presidente de Guatemala la reeligió en el cargo como jefa del Ministerio Público durante cuatro años más.

Se da la circunstancia de que la detención de Zamora se produjo días después de que la sección dominical de El Periódico publicara serios señalamientos por corrupción contra funcionarios y exfuncionarios del actual Gobierno de Guatemala por corrupción, incluido el presidente. Así, en los últimos años, el rotativo se ha caracterizado por destapar varios casos de corrupción, lo que le hizo ganador en el 2021 del Premio Rey de España al Medio de Comunicación Destacado de Iberoamérica. El propio Zamora recibió el galardón de manos del Rey Felipe VI.

El pasado martes, el Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo estar «preocupado» por el arresto del periodista guatemalteco, así como por las acciones legales que el Gobierno de ese país centroamericano ha emprendido contra sus propios funcionarios de justicia, teniendo en cuenta que una veintena de ex fiscales y ex jueces han abandonado Guatemala en los últimos años tras señalamientos en su contra por supuestos casos de corrupción, entre ellos la ex fiscal general Thelma Aldana y el ex jefe de la FECI Juan Francisco Sandoval, quienes aseguran estar «exiliados» en EEUU.

En una rueda de prensa, el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, leyó una declaración en la que Guterres recordó que Zamora es el fundador de un diario que ha tenido «un importante papel exponiendo casos de corrupción», al tiempo que recalcó que la libertad de expresión y la prensa son claves en una sociedad democrática. Por ello, pidió que «se respeten los derechos humanos y se garantice el debido proceso». Asimismo, el portavoz del Servicio Exterior de la Unión Europea, Peter Stano, afirmó que el arresto del «reconocido periodista genera serias preocupaciones sobre la libertad de prensa en Guatemala», por lo que «las autoridades deben garantizar el debido proceso y seguridad de Zamora y la fiscal de la FECI Samari Gómez».

Por su parte, la Oficina de Washington para América Latina (WOLA) denunció que «los ataques al diario El Periódico y la detención de Zamora son acciones de un estado autoritario que no cumple con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos». Asimismo, la Sociedad Interamericana de Prensa indicó que el allanamiento del diario por fiscales y policías y el embargo a las cuentas permiten «presumir que el Gobierno de Guatemala busca silenciar a ese medio, caracterizado por sus denuncias contra la corrupción».

Mientras, el Gobierno de Guatemala se ha limitado a decir en boca de su portavoz, Kevin López, que «somos absolutamente respetuosos de la independencia judicial, de la autonomía del ente investigador y de la división de los tres poderes del Estado, en tal virtud, el Organismo Ejecutivo no tiene ninguna injerencia de las decisiones judiciales ni en las investigaciones del Ministerio Público».

En Guatemala, se ha creado el grupo ‘No nos callarán’, conformado por periodistas, quienes se han manifestado frente a la Torre de Tribunales para exigir al Gobierno resguardar la seguridad y la vida de Zamora, quien se encuentra recluido en la misma prisión en la que están privados de libertad políticos y empresarios acusados y condenados por corrupción que fueron protagonistas de las publicaciones de El Periódico. El próximo lunes, si no se suspende de nuevo la Audiencia, el juez decidirá si liga o no a proceso a Zamora y Gómez y si decreta contra ellos prisión preventiva o medidas sustitutivas.

Deja una respuesta