Maduro no descarta acciones radicales contra los opositores en su nuevo mandato

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una rueda de prensa hoy en Caracas (Venezuela). EFE

Caracas, 9 ene (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que no descarta impulsar «acciones radicales» contra el Parlamento y dirigentes opositores en su nuevo mandato que que tomará posesión mañana en medio de críticas sobre la legitimidad de su reelección presidencial.

En una rueda de prensa que ofreció un día antes de su segunda jura como jefe de Estado, indicó que el Ejecutivo apoyaría incluso la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), órgano integrado solo por oficialistas, de disolver la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y convocar a una nueva elección para renovar este poder controlado por el antichavismo.

«Si la Asamblea Nacional Constituyente, para enfrentar el golpe de Estado -que aseguró está en marcha contra su Gobierno-, la sedición y la ilegalidad» del Parlamento «decidiera en algún momento adelantar las elecciones, amén, iríamos todos a elecciones», dijo.

Denunció que la Cámara está «conspirando» contra la revolución bolivariana pero aseguró que derrotará «todos los complots y planes conspirativos» que, dijo, prepara Estados Unidos junto a gobiernos de la región para derrocarlo.

En este sentido, advirtió a los países del Grupo de Lima con «las más urgentes y crudas medidas diplomáticas» si no rectifican su última declaración en la que 13 de los 14 miembros de este grupo instan al líder chavista a no tomar posesión por «ilegítimo» y transferir el poder al Legislativo.

«Hoy se entregó a todos los gobiernos del ‘cartel de Lima’ esta nota de protesta diplomática, donde le exigimos una rectificación de sus posiciones sobre Venezuela en 48 horas o el Gobierno de Venezuela tomará las más urgentes y crudas medidas diplomáticas para la defensa de la integridad la soberanía», dijo Maduro.

Durante la mañana de este miércoles, el Gobierno venezolano entregó a través de su canciller, Jorge Arreaza, notas de protesta a 13 de los 14 países que conforman el Grupo de Lima, aunque el contenido de estas no fue divulgado.

Maduro tomará posesión como presidente reelegido después de ganar los controvertidos comicios del pasado mayo, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos y estar inhabilitados o presos sus principales líderes.

El antichavismo y varios países de la comunidad internacional han alertado que no reconocerán a Maduro a partir del jueves, cuando inicie la «usurpación» de la Presidencia en Venezuela.

Bajo esta premisa, el opositor Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) convocó hoy a manifestaciones ciudadanas mañana como muestra de rechazo a la jura.

La portavoz del Frente, Ofelia Rivera, explicó a los periodistas que las acciones de calle consistirán en un cornetazo (hacer sonar las bocinas de los automóviles) a las 12.00 (hora local) durante 15 minutos y un cacerolazo (golpear ollas) a las locales 20.00.

Rivera reiteró que con estas acciones la coalición no busca «tumbar al Gobierno» sino que sean el inicio de un proceso de movilización gradual de la sociedad venezolana.

«Le estamos dando un mecanismo a la gente para que se exprese. Nuestra intención no es tumbar el Gobierno, es crear una protesta cívica de carácter pacífico para buscar reunir las fuerzas necesarias para tomar medidas más contundentes», concluyó.

Esta misma jornada, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) fijó su posición frente al nuevo período presidencial y señaló que esta pretensión es «ilegítima por su origen».

«La pretensión de iniciar un nuevo período presidencial el 10 de enero de 2019 es ilegítima por su origen, y abre una puerta al desconocimiento del Gobierno porque carece de sustento democrático en la justicia y en el derecho», dice la exhortación de los obispos.

La Iglesia católica venezolana dice que el país vive «un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y en los más altos principios de dignidad del pueblo».

El texto recalca, además, que el Parlamento «es el único órgano del poder público con legitimidad para ejercer soberanamente sus competencias».

El canal estatal VTV mostró hoy numerosas declaraciones de apoyo de gobernadores y alcaldes chavistas al jefe del Estado, que se suman a las expresadas anteriormente por la Fuerza Armada y el Tribuna Supremo de Justicia, que acogerá el acto de juramento de mañana y no la Cámara como indica la Constitución.

Hasta ahora cinco jefes de Estado han confirmado su presencia en el acto de mañana y más de una decena de delegaciones internacionales también acudirán a la toma de posesión.

España no tendrá representante oficial alguno en el acto de toma de posesión de Maduro, según han informado a Efe fuentes oficiales.