La Liga Árabe se suma a los esfuerzos de reconducir la situación en Sudán

El secretario general de la Liga Arabe, Ahmed Aboul Gheit. EFE/Archivo

Jartum, 16 jun (EFE).- La Liga Árabe se ha sumado a los esfuerzos para reconducir la situación en Sudán tras el colapso a principios de mes del diálogo entre la junta militar que gobierna el país y la oposición, después de que la Unión Africana (UA) y Etiopía lideraran la mediación la semana pasada.

El secretario general de la Liga, Ahmed Abulgueit, acudió hoy a Jartum en su primera visita a Sudán desde el derrocamiento del presidente Omar al Bashir por un golpe militar, el pasado 11 de abril, según un comunicado de la organización panárabe.

Abulgueit se reunió con el líder de la junta militar sudanesa, Abdelfatah al Burhan, y escuchó además «las opiniones y expectativas de todas las partes respecto el papel y la contribución que pueda hacer la Liga Árabe para apoyar la transición política pacífica (…) y el restablecimiento de la confianza entre ellas».

El representante árabe aseguró que la solución de la situación «tiene que ser puramente sudanesa» y tiene que ser alcanzada en un contexto «puramente nacional, lejos de injerencias y dictados externos, y de forma que respete la independencia y soberanía de Sudán, así como las aspiraciones de todos sus componentes», según la nota.

Abulgueit anunció que la Liga Árabe se coordinará con el Gobierno sudanés para preparar una «conferencia árabe para la reconstrucción y el desarrollo en Sudán», que es uno de los 22 países miembros del organismo con sede en El Cairo.

Por otra parte, lamentó «profundamente» los incidentes del pasado 3 de junio en Jartum, cuando las fuerzas de seguridad irrumpieron en la acampada que los manifestantes mantenían a las puertas de la sede del Ejército, matando a decenas de personas.

La violencia llevó a la oposición a suspender las negociaciones con la junta militar sobre la formación de un Gobierno de transición integrado por uniformados y civiles, mientras que los generales anunciaron la celebración de elecciones en un plazo de nueve meses, y prometieron una investigación de los sucedido.

Desde entonces, Etiopía y la UA han mediado entre las partes para que vuelvan a dialogar, pero de momento las conversaciones no se han reanudado y la oposición exige que se cumplan unas condiciones -como la liberación de los presos políticos y la depuración de responsabilidad por la matanza de manifestantes- para regresar a la mese de negociaciones.