Junta presenta 230 demandas por pagos del Gobierno de P.Rico contra normativa

«La Junta de Supervisión tienen una responsabilidad ante el pueblo de Puerto Rico de recobrar cualesquiera pagos en violación de las leyes de quiebra o de Puerto Rico efectuados antes de la quiebra del gobierno de Puerto Rico», dijo la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko. EFE/EPA/File

San Juan, 30 abr (EFEUSA).- La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico radicó hoy 230 demandas a individuos y entidades para recobrar pagos efectuados por el Gobierno de Puerto Rico que contradecían el Código de Quiebras de los Estados Unidos y las leyes del Estado Libre Asociado.

La entidad federal de control al Ejecutivo puertorriqueño informó en un comunicado de que las reclamaciones le permitirán a la Junta de Supervisión asegurar que aproximadamente 4.200 millones de dólares en pagos efectuados a proveedores y contratistas que trabajaron para el Gobierno de Puerto Rico fueron gastos apropiados y justos y, de no ser así, recobrar ese dinero.

El Comité de Reclamaciones Especiales de la Junta de Supervisión identificó a individuos y entidades que recibieron pagos mayores de 2,5 millones de dólares sin un contrato válido o para quienes los pagos no corresponden a sus respectivos contratos durante los 4 años previos a mayo del 2017, cuando la Junta de Supervisión inició el procedimiento de ajuste de la deuda bajo la Ley Promesa.

«La Junta de Supervisión tienen una responsabilidad ante el pueblo de Puerto Rico de recobrar cualesquiera pagos en violación de las leyes de quiebra o de Puerto Rico efectuados antes de la quiebra del gobierno de Puerto Rico», dijo la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko.

El comunicado detalla que estas acciones legales no necesariamente implican que los individuos o entidades cometieron algún delito.

Detalla que si un proveedor demuestra una base apropiada para los pagos, la Junta de Supervisión desestimará el reclamo.

Durante la década pasada, el valor de las obligaciones ascendentes del Gobierno de Puerto Rico superó por mucho sus activos.

El mandato de la Junta de Supervisión bajo la Ley Promesa es ayudar al Gobierno de Puerto Rico a recuperarse de su deuda y ayudar a lograr responsabilidad fiscal.

Parte de ese mandato es asegurar que la Junta de Supervisión recupera las transferencias ilegales que el gobierno de Puerto Rico hizo durante su periodo de crisis, concluye el comunicado.