El presidente de la CEOE: «Nos gustaría más estabilidad»

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante el acto de constitución del Consejo Económico Marruecos España, este jueves en Rabat . EFE

Rabat, 14 feb (EFE).- El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, afirmó este jueves que no le corresponde a los empresarios decidir si debe haber o no elecciones, pero añadió que lo que les gustaría es que hubiera «más estabilidad», al considerar que el contexto es algo incierto.

Garamendi se refirió a la situación política en España en declaraciones a los medios antes del comienzo del acto de constitución del Consejo Económico Marruecos-España, presidido por Felipe VI en el marco de su visita de Estado al país magrebí.

«Soy el representante de los empresarios de España y yo de política no hablo. Pero es cierto que nos gustaría que hubiera más estabilidad porque hay cierta inestabilidad», afirmó el presidente de la patronal.

Garamendi no quiso especular sobre la decisión que adopte mañana, viernes, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, después del rechazo de los Presupuestos Generales del Estado para este año.

El responsable de la CEOE recordó que es el jefe del Ejecutivo el que tiene la facultad de convocar elecciones.

«Vamos a ver si mañana nos despejan las dudas», añadió el empresario vasco, al frente de la patronal desde el pasado mes de noviembre.

En su opinión, los políticos tienen la obligación de «contar lo que une, que son muchísimas mas cosas de las que desunen» a los españoles.

Al acto en Rabat, celebrado en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, también asistió el exdiputado catalán de Convergencia i Unió Josep Antoni Duran i Lleida, quien ahora trabaja con la CEOE en la coordinación de foros de diálogo internacionales.

Duran i Lleida coincidió con Garamendi en que «al país le conviene estabilidad y el que no se aprueben los presupuestos no es positivo».

Consideró que los partidos independentistas catalanes que apoyaron la moción de censura para que Sánchez fuera presidente del Gobierno y que ahora rechazan los presupuestos «tendrían que ser conscientes de que no han obrado correctamente».

También lamentó que las cuentas públicas no hayan salido adelante porque eran «positivas para Cataluña».