Corbyn acusa a May de querer “apurar el tiempo” antes del “brexit”

El líder del partido laborista, Jeremy Corbyn. EFE/Archivo

Londres, 9 feb (EFE).- El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, acusó hoy a la primera ministra conservadora, Theresa May, de actuar de manera “cínica” y “temeraria” al tratar de “apurar el tiempo” antes de la salida prevista de la Unión Europea (UE) el próximo 29 de marzo.

En un discurso en Coventry (centro inglés), criticó a la jefa del Gobierno por aferrarse a un acuerdo de “brexit” que ya fue rechazado el 15 de enero por el Parlamento, a fin de forzar su aprobación al aumentar la presión por una posible salida sin acuerdo.

Instó a su rival a aceptar la propuesta laborista de mantener al Reino Unido en una unión aduanera con la UE como vía para evitar una frontera en la isla de Irlanda (considerado clave para el proceso de paz), lo que May ya ha descartado.

Corbyn insistió en que, si el pacto gubernamental vuelve a ser derrotado en una próxima votación parlamentaria, la primera ministra ha de convocar elecciones generales y, si esto no sucede, su partido no descarta apoyar una segunda consulta sobre el “brexit”, tal como acordó en su último congreso.

“Si no puede adoptar un acuerdo sensato porque dividiría a los ‘tories’, entonces la respuesta es simple: debe haber elecciones generales”, afirmó.

“El país no puede ser lanzado por el precipicio a fin de mantener la unidad del Partido Conservador”, dijo.

Según el socialista, el plan que presentó a May en una reciente reunión podría romper el “impasse” en la Cámara de los Comunes, pues, en su opinión, recoge propuestas que suscitan consenso.

En esa cita, Corbyn planteó a la primera ministra sus condiciones para apoyar un acuerdo de salida, que incluyen la citada unión aduanera.

Los laboristas también piden un “estrecho alineamiento” con el mercado único, con instituciones y deberes comunes; equivalencia en derechos laborales y protecciones mínimas; participación en agencias europeas y programas de financiación y compromisos claros sobre la futura cooperación de seguridad, con el mantenimiento del actual sistema de ordenes europeas de detención.

May todavía confía en obtener de Bruselas cambios significativos a la salvaguarda irlandesa que permitan que su acuerdo sea aprobado en el Parlamento, a pesar de que la UE ya ha dicho que no renegociará la polémica cláusula.

Está previsto que, si no consigue esas modificaciones, la jefa del Ejecutivo de Londres presente una moción en el Parlamento el 14 de febrero, que posiblemente pueda ser enmendada por los diputados a fin de determinar los siguientes pasos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion