Arzú promete retar al «monstruo» farmacéutico y bajar precios de medicamentos

Arzú promete retar al "monstruo" farmacéutico y bajar precios de medicamentos 

El candidato presidencial Roberto Arzú, hijo del expresidente fallecido Álvaro Arzú, por la coalición PAN-Podemos saluda a los asistentes durante un mitín este miércoles, en el municipio de La Democracía, Escuintla (Guatemala). EFE

La Democracia (Guatemala), 12 jun (EFE).- El aspirante a la presidencia de Guatemala por la coalición PAN-Podemos, Roberto Arzú, prometió este miércoles enfrentarse al «monstruo de siete cabezas» de las farmacéuticas y bajar los precios de los medicamentos.

Durante un mitin celebrado en La Democracia, localidad del departamento sureño de Escuintla, el hijo del expresidente Álvaro Arzú (1996-2000) dijo que en el país centroamericano las medicinas están «10 veces más caras» que «en ningún lugar de América Latina», por lo que las empresas farmacéuticas deberían «ser acusadas de criminales».

«Vamos a quitarle el IVA a los medicamentos, vamos a romper ese cartel de delincuentes y vamos a hacer que bajen a mitad de precio», proclamó el candidato presidencial, empatado en segundo lugar con el aspirante de VAMOS, Alejandro Giammattei, según la última encuesta publicada este miércoles.

Roberto Arzú, quien dijo que la familia guatemalteca ha perdido la paz y la seguridad «por culpa de unos canallas», reiteró que sacará al Ejército a la calle, que «militarizará las cárceles» y que buscará a los criminales uno por uno, «hasta debajo la última piedra», para acabar con la inseguridad, la violencia y la delincuencia.

«Y cuando los encuentre una oportunidad les voy a dar. Una, no dos. O se rinden en ese momento o ahí mismo se mueren», afirmó entre vítores de los asistentes al acto electoral, en el que también recordó que creará escuelas de fútbol en distintos municipios del país para los niños porque «un deportista más, un delincuente menos».

El candidato, que abogó por crear un millón de empleos con su experiencia de empresario, pidió a los votantes «de bien» que unan sus esfuerzos el próximo domingo porque si no otros candidatos les «van a robar» a Guatemala y la convertirán «en un narcoestado o en una Venezuela».

«Yo le tengo un mensaje a todos ustedes. Nosotros vamos a ser el Gobierno del presidente Arzú, el Gobierno del sí se puede, del sí se pudo», exclamó mientras recordó la figura de su padre, fallecido en 2018, el presidente que firmó por parte del Gobierno los Acuerdos de Paz con la guerrilla en 1996, poniendo así fin a 36 años de un cruento conflicto armado interno (1960-1996).

Arzú, quien dijo estar «harto de vivir en el país del no se puede», también prometió devolver el poder al pueblo en materia de programas sociales y quitar la tasa de alumbrado público para todos los guatemaltecos.

Más de 8,1 millones de guatemaltecos están convocados a votar el próximo 16 de junio para presidente y vicepresidente de su país, además de 160 diputados, 340 alcaldes y 20 congresistas del Parlamento Centroamericano.